Jacinda Ardem Nueva Zelanda
INTERNACIONALES

Victoria contundente de Ardern en Nueva Zelanda tras exitoso manejo de la pandemia

En lo que algunos se han dado a llamar como “las elecciones covid”, los comicios generales en Nueva Zelanda sirvieron para darle una victoria contundente a Jacinda Ardern y a su partido.

Convertida en una celebridad, la primer ministro neozelandeza revalida su mandato con un 49% en lo que podría resultar en el primer gobierno formado por un solo partido en décadas.

Nueva Zelanda canta victoria por estar libre de Covid-19

El Partido Laborista podría conseguir los 66 puestos de 120 en el parlamento unicameral de Nueva Zelanda. Esto sería el mejor resultado luego que el país adoptara un sistema de votación proporcional desde 1996, reseña Reuters.

Para los expertos, la victoria de los laboristas representa uno de los mayores cambios en la historia electoral del país. “Este es un cambio histórico” señala Bryce Edwards de la Universidad de Victoria en Wellington. “Es un escenario nuevo”, agregó.

De acuerdo a resultados preliminares, con el 79% de los votos escrutados, el partido de Ardern se hace con el 49%. Por su parte, el Partido Nacional de Judith Collins se queda con el 27% de los votos hasta ahora, según la Comisión Electoral.

La política de 40 años, mencionada incluso como posible Nobel de la Paz, se gana la simpatía mundial por su buen talante y su eficaz manejo de la crisis del covid-19. Los comicios se convirtieron, en buena medida en un referéndum sobre la gestión de Ardern del coronavirus.

“Si estos números se mantienen, será un mandato muy fuerte”, dice el ministro de Finanzas, Grant Robertson. “La gente está muy agradecida y contenta con la forma en que hemos manejado la pandemia y le gusta el plan que tenemos para la economía”, subrayó.

Opositora felicita a Ardern

La líder de la oposición, Collin dijo que había llamado a la Primera Ministra para felicitarle por un “resultado sobresaliente”.

Por su parte Ardern salío de su hogar en Auckland, la ciudad más poblada del país, a saludar a sus seguidores.

En su discurso de victoria, que arrancó en perfecto maorí, Ardern lamentó que el mundo haya “perdido la habilidad de ver el punto de vista del otro”. “Nueva Zelanda ha demostrado que nosotros no somos así, después de todo somos [una nación] demasiado pequeña para perder de vista la perspectiva de los demás”.

En Nueva Zelanda la vida vuelve a la relativa normalidad mientras en Europa y otras partes del mundo se encuentran en la segunda ola de la pandemia.

El país tiene sus fronteras cerradas con un sector turístico muy afectado. Todo esto provocó que la economía se contrajo un 12,2% durante el segundo trimestre (la más grave desde la Gran Depresión). Además se espera que la deuda toque el 56% del PIB.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *