escasez de gasolina
ECONOMÍA VZLA NACIONAL

The Washington Post refleja la in?dita crisis del combustible en Venezuela

?Venezuela se queda sin gasolina y Maduro sin opciones?, es el t?tulo de reportaje publicado este jueves por The Washington Post donde refleja la in?dita crisis del combustible en el pa?s.

El trabajo del diario estadounidense describe la gravedad de la crisis por el combustible que empeor? desde que inici? la pandemia por el coronavirus. Haciendo un recorrido por las opiniones de los afectados y analistas petroleros.

Testimonios como el de Onasis Mu?oz, relatan los riesgos en los que estuvo su vida, por perder varias sesiones de di?lisis debido a la crisis. Tiene 28 a?os, reside en Carabobo y es paciente renal.

Cuando su presi?n arterial comenz? a aumentar peligrosamente, la ?nica opci?n que le qued? fue caminar 20 minutos a la cl?nica m?s cercana.

?No hab?a medicamentos antes, y ahora no hay gasolina (?) ?Qu? esperanza tengo??, lamenta Mu?oz.

Refiner?a El Palito a?n imposibilitada para producir gasolina. Unidad de Craqueo Catal?tico fuera de servicios

Sin precedentes

El art?culo sostiene que la crisis de combustible en Venezuela tiene varios a?os, pero a juicio de los analistas la actual no tiene precedentes: con cosechas a punto de perderse en los campos, los m?dicos no pueden ir a trabajar en plena emergencia sanitaria.

Incluso Caracas, que por mucho tiempo ha sido una burbuja frente a lo que ocurre en el interior del pa?s, se ha visto afectada.

Geoff Ramsey, director de Venezuela de la Oficina de Washington para Am?rica Latina, expres? que la escasez de gasolina se est? convirtiendo en uno de los mayores desaf?os que ha enfrentado Nicol?s Maduro, desde que asumi? el poder.

A pesar de que Venezuela tiene enormes reservas de petr?leo, la falta de repuestos y la fuga de t?cnicos han paralizado las refiner?as de gasolina. Durante a?os, el pa?s envi? crudo a Citgo, subsidiaria estadounidense de Pdvsa. Pero el acuerdo termin? cuando Washington rompi? los lazos con Maduro el a?o pasado y arrebat? el control de Citgo a Pdvsa.

La petrolera rusa Rosneft intervino y logr? acuerdos lucrativos con Venezuela para enviar y vender su petr?leo en los mercados mundiales. Pero luego la administraci?n de Trump sancion? el brazo comercial de Rosneft en febrero por ayudar a Maduro, y la compa??a vendi? sus inversiones venezolanas a una entidad m?s secreta propiedad del Estado ruso.

?No est?n recibiendo gas de los rusos?, dijo a The Washington Post Russ Dallen, socio gerente de Caracas Capital Markets; una firma financiera y consultora que rastrea el petr?leo venezolano.

M?dicos del pa?s hacen largas colas para abastecer sus veh?culos de gasolina, en medio de la escasez y la pandemia

Buscando alternativas

Destaca el texto que el gobierno ha recibido env?os recientes de diesel por medio de acuerdos en curso con empresas europeas que tienen participaciones en el pa?s. Gracias a ello se ha podido mantener la distribuci?n de alimentos, principalmente en la capital.

El pa?s ha buscado nuevos acuerdos para la gasolina a trav?s de un pu?ado de compa??as mexicanas que ahora env?an su petr?leo a Asia, seg?n expertos de la industria, con un ?xito limitado.

El diario revela que Maduro, ?desesperado por un salvavidas?, recurri? el mes pasado a un multimillonario leal en busca de ayuda. Se trata de Wilmer Ruperti, un magnate petrolero venezolano que ayud? a Hugo Ch?vez a manejar la escasez de gas en 2002, durante el paro general, apoy?ndose en una flota rusa.

Gobierno de Maduro admite que no hay gasolina y pide a empresarios uso ?m?s racional? de gasoil

The Washington Post asegura que tuvo acceso a una factura que muestra que Ruperti, a trav?s de Maroil Trading AG factur? a Maduro 12 millones de d?lares por hasta 250.000 barriles de gasolina.

?Pero a?n no ha llegado, est?n tratando de encontrar los barcos para traerlo?, dijo una fuente al diario estadounidense.

Impotencia

The Washington Post refleja la in?dita crisis del combustible en Venezuela.

El art?culo narra adem?s los testimonios de caraque?os que padecen la escasez de combustible que apenas comienza a sentirse en la capital. Conductores pasan m?s de siete horas en cola esperando, algunos con los veh?culos a empujones por no quedarles ni reserva.

Los m?dicos expresan su impotencia por no cumplir con su deber con la salud del pueblo, por no poder desplazarse y pasar un d?a entero en la cola.

Los trabajadores de las estaciones de servicio activas dicen que deben ce?irse a las ?rdenes de racionar el combustible, surtiendo la cantidad autorizada para cada veh?culo: ?5 galones para veh?culos peque?os y diez para camiones?.

Mientras que los productores del campo en T?chira, temen la p?rdida de 4.500 toneladas de productos por no tener gasolina para llevar sus cosechas a los mercados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.