ECONOMÍA FINANZAS NACIONAL

Sudeban prórroga restricciones a BOD. La entidad cumple un año bajo este régimen

La Superintendencia de Bancos (Sudeban) prorrogó las restricciones al Banco Occidental de Descuento (BOD) para la «protección y aseguramiento de los fondos» de los clientes. La medida administrativa impuesta a raíz de los problemas con la filial internacional de la entidad se extiende por segunda vez por 120 días más.

Las restricciones impuestas al BOD para este período son las mismas que en la resolución original. El banco tiene prohibido realizar nuevas inversiones, decretar pago de dividendos y captar fondos a plazos. Tampoco pude abrir nuevas oficinas en el país o en el exterior, adquirir acciones o participaciones en el capital social de instituciones bancarias constituidas o por constituirse en el exterior.

BOD seguirá sometido a medidas administrativas por 120 días más

Así mismo la entidad no puede adquirir, ceder, traspasar o permutar inmuebles. Tampoco está autorizada a generar gastos por concepto de remodelaciones a los propios o alquilados y liberar sin autorización de la Superintendencia provisiones específicas y genéricas.

Sudeban también se reserva la potestad de designar supervisores con derecho a veto en la institución. Puediera igualmente tomar cualquier otra decisión adicional que «considere necesaria para el correcto funcionamiento de la entidad bancaria».

El ente regulador señala que el banco «no presentó un Plan de Recuperación viable y acorde a su situación financiera» pese a las «múltiples prórrogas para su cumplimiento». Sudeban además dice que no se atendió las recomendaciones sobre la gestión de la cartera de créditos. Agrega que «persisten deficiencias» en la propuesta de capitalización presentada por el banco, entre otros incumplimientos.

Procedimiento normal

La nueva resolución tendrá vigencia desde el 10 de octubre de 2019. La primera prórroga ocurrió en abril, por lo que el BOD cumple un año bajo estas medidas. El régimen no tiene la denominación de «intervención» y en su momento, el presidente de la institución Víctor Vargas Irausquín lo calificó de un procedimiento normal. Además indicó que de ninguna manera afecta el funcionamiento del banco en el país, según reseña de Banca y Negocios.

Las medidas de supervisión impuestas se deben a los problemas que el Grupo Financiero BOD confronta con el Banco del Orinoco NV en Curazao, que es objeto de un polémico proceso de liquidación, y el BOI Bank en Antigua.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *