ESTILO DE VIDA OCIO/ENTRETENIMIENTO

Racismo en América Latina. Lo que dice la ciencia:“Las razas no Existen”

El racismo, es un sentimiento exacerbado del «sentido racial» de un grupo étnico, que habitualmente causa discriminación o persecución contra otros grupos étnicos.

Basándonos en la historia, se sabe que hace 200.000 el “homosapiens”, por diversos factores comenzó a desarrollarse más allá de lo común y emprendió su camino a la civilización. 

Tras este desarrollo, aproximadamente entre los siglos XV y XVIII surgió el término de “raza”, que utilizaban los humanos como una manera de jerarquizar y clasificar las poblaciones del planeta.

La realidad es, que este concepto con el paso del tiempo, se ha desintegrado y las personas lo usan para su propia conveniencia. Actualmente representa un término peligroso pues con él, la sociedad aumenta el racismo y la discriminación.

GQ Premia A Édgar Ramírez Como Mejor Actor Latinoamericano

Así mismo, este año se han realizado investigaciones que llevaron a descubrir que “Las Razas No Existen”. Esto, se ha logrado gracias a la lectura del genoma humano y los descubrimientos de la estructura del ADN de 1953.

De esta manera, todos los que habitamos el planeta compartimos un poco más del 99% de los genes. Lo que quiere decir que no nos distinguen razas, sino fenotipos.

Tal como lo afirmó Pedro Pablo Copa, sociólogo y profesor de las universidades Federico Villarreal y Mayor de San Marcos; el racismo científico del pasado se transformó en: “una forma de control social”.

Por su parte, la doctora Ana Protzel, presidenta de la Sociedad Peruana de Genética Médica, señala: “Hoy no existe ningún sustento científico para hablar de razas. Para nosotros es la especie humana, el Homo sapiens, el término raza ya no pertenece a este siglo”.

La misma, añade que hoy gracias al estudio de la composición genética del ser humano; nos damos cuenta que lo que nos diferencia a cada uno es un porcentaje muy mínimo. 

Es justo ese pequeño porcentaje lo que hace que tengamos cabello, tamaño y color de ojo diferentes. Sin embargo, estas diferencias no hacen a nadie inferior o superior del otro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.