Petr?leo venezolano consigue caminos a China pese a las sanciones, Rosneft utiliz? la practica para ocultar el origen del crudo venezolano
COMERCIO/NEGOCIOS ECONOMÍA ECONOMÍA VZLA NACIONAL

Petróleo venezolano consigue caminos a China pese a las sanciones

El petróleo venezolano consigue caminos hacia China -violando las sanciones de EEUU- por lo menos durante el 2019 y primeros dos meses del 2020 antes de la salida de Rosneft de Venezuela. Así lo determina una investigación de Reuters.

China importó unos 350.000 barriles por día (bpd) de crudo venezolano durante los primeros seis meses de 2019. Sin embargo luego de agosto EEUU endurece las sanciones contra Venezuela y la estatal China National Petroleum Corp (CNPC) comienza a detener la compra en puertos venezolanos. Ya para finales de 2019 no se realizaban esas transacciones.

Rosneft cesará sus operaciones en Venezuela y venderá sus activos a empresa estatal rusa

Pero el petróleo venezolano continuó consiguiendo el caminos hacia China. Esta vez de la mano de la estatal rusa Rosneft y utilizando un método de entrega indirecta que hizo aparecer el crudo como malayo, según estableció Reuters.

La práctica de la transferencia «barco a barco»

Rosneft ayudó a exportar petróleo a Venezuela mediante la transferencia de «buque a buque» o STS (por sus siglas en inglés). De este modo logra enmascarar el verdadero origen del cargamento.

Las transferencias STS son utilizan legalmente para trasegar petróleo desde grandes tanqueros a embarcaciones más pequeñas. Esto con el fin de transitar canales de navegación estrechos o poco profundos a llevar carga a puertos de menor capacidad.

Sin embargo Rosneft utilizó la practica para ocultar el origen del crudo venezolano con destino a China.

Desde el año pasado diversos analistas indicaban que Venezuela estaba enviando petróleo a China a través de la transferencia buque a buque. Sin embargo es la primera vez que se detalla las operaciones.

China compró tanto petróleo bajo este método que el promedio de las compras fue de 283.000 barriles diarios en 2019. Eso representa 24% más de los registros oficiales de la aduana chinas.

EEUU importaba antes de las sanciones en enero de 2019 un promedio de 500.000 barriles diario desde Venezuela. Por lo que las compras chinas no logró compensar las compras de refinerías estadounidenses.

Sin embargo lograron mantener la producción de Pdvsa a flote, toda vez que diversos operadores detuvieron sus compras. La estatal petrolera venezolana casi detiene su producción debido a que su capacidad de almacenamiento casi se ve superada.

Mismo método con Irán desde hace años

La maniobra de transferencia STS es usada por China desde hace años para la compra de petróleo iraní, que se etiqueta como de Irak para salvar las sanciones estadounidenses a Irán.

En febrero de este año, EEUU sanciona a Rosneft por ayudar a Venezuela a exportar su petróleo.

Funcionarios estadounidense dijeron que Rosneft utilizá la transferencia STS.

Elliot Abrams, funcionario especial de EEUU para Venezuela, dijo que la estatal rusa al utilizar un barco para sacar el petróleo de Venezuela y otro para hacer la entrega en China, intentó ocultar la procedencia.

Para el 28 de marzo Rosneft anunció que abandonaba sus operaciones en Venezuela por las sanciones. Por lo que no está claro si la práctica de la transferencia barco a barco empleada por Pdvsa y sus socios sigue siendo viable.

Luego de la salida de Rosneft algunas otras compañías han sido señaladas de negociar con petróleo venezolano. Actualmente se encuentran en investigación compañías mexicanas por operaciones de compra venta de petróleo de Venezuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *