Papa Francisco pide no dar prioridad a los ricos con la vacuna del Covid-19
ACTUALIDAD MÁS NOTICIAS

Papa Francisco pide no dar prioridad a los ricos con vacuna del Covid-19

El Papa Francisco pidió que vacunas contra el Covid-19 no se destinen primero “a los más ricos”, ni sean propiedad de una sola nación.

“Sería triste si la vacuna del Covid-19 se diera prioridad a los más ricos. Sería triste que se transforme en la prioridad de una nación y no se destine a todos”, dijo el Papa. 

“Y qué escándalo supondría que toda la ayuda económica, la mayoría procedente de las arcas públicas, se usen para salvar las empresas que no contribuyen a la inclusión. Las ayudas deben ser para el bien común y la preservación de la Creación”, puntualizó.

El Papa también enfatizó que las vacunas que se desarrollan en el mundo, deberían dirigirse a los que más la necesiten. En este momento en que la pandemia no deja de aumentar las desigualdades en el mundo.

CEV: "Resulta inmoral cualquier maniobra que obstaculice la solución política y social del país

Para el Papa como representante de la iglesia católica y bajo sus doctrinas basadas en la palabra de Dios, expresó que “la pandemia es una crisis y de una crisis no salimos igual: o salimos mejor o salimos peor”.

Continuó diciendo que “deberíamos salir mejor, para mejorar la injusticia social y la degradación del medio ambiente”.

El virus y la desigualdad en el mundo

Según Francisco, la “pandemia puso de manifiesto la difícil situación de los pobres y la gran desigualdad que reina en el mundo. El virus no hace excepciones y encontró en su camino devastador grandes desigualdades y discriminaciones y las hizo crecer”, lamentó el Papa.

Francisco también hizo una explicación muy puntual en su discurso y dijo que la batalla y crisis actual por la que pasa el mundo debe librarse en dos frentes:

1.- El de encontrar un remedio para este virus minúsculo, pero terrible que ha puesto de rodillas al mundo.

2.- Y otro, que hay que sanar al mundo de un virus muy grande, el de la injusticia social, la desigualdad, la marginación y la falta de protección de los más débiles.

Finalmente dijo que “hay que cambiar el mundo”, insistió, porque la economía debe poner “en el centro a las personas, sobre todo a las más pobres”.

Tales apreciaciones las expresó el prelado de la iglesia católica en su audiencia de los miércoles. Esta audiencia la hace de forma privada desde el Vaticano y es retransmitida por los medios internacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *