ECONOMÍA INTERNACIONALES LATINOAMÉRICA

ONU estima un aumento de la pobreza en América Latina por la pandemia

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), espera un avance de la pobreza en América Latina a consecuencia de la pandemia del covid-19. Así lo advierte este jueves un informe del multilateral en el que además se exige a los gobiernos de la región y de todo el mundo apoyo irrestricto a los más débiles.

Antonio Guterres, secretario general de la ONU, recordó que América Latina se convirtió en uno de los focos de la pandemia. Algunos de los países de la región tienen las tasas de contagio más alta en todo el mundo.

El coronavirus sigue en expansión en América pero continúa la reapertura

De acuerdo a la ONU se espera una caída del Producto Interno Bruto (PIB) global para América Latina y el Caribe del 9,1%. Este retroceso implicaría «mayor recesión económica en 100 años».

Para la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) adjunto a la ONU, se estima una caída del 20% de las exportaciones y de las remesas.

La contracción económica implicará un evidente crecimiento de la pobreza, indicó la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena en una videoconferencia.

Unas 45 millones de personas caerán en la pobreza este año en América Latina y el Caribe, lo que colocará el total en 230 millones. Así mismo, 28 millones más entrarán en situación de pobreza extrema; es decir, personas que no podrán cubrir sus necesidades básicas alimentarias, explicó Bárcena.

El covid-19 agravará la situación de desigualdad en América Latina, la región más desigual del mundo. Para la ONU este aspecto debe de tomarse muy en cuenta en los planes de recuperación económica.

«Para reconstruir mejor es necesario transformar el modelo de desarrollo de América Latina y el Caribe», señaló Guterres. Además denunció que «los niveles de desigualdad se han vuelto ya insostenibles».

Receta de la ONU

Para enfrentar la situación, la ONU hace una serie de recomendaciones a los gobiernos. Plantea la entrega de ingresos de emergencia durante seis meses por medio de bonos para la población más vulnerable.

Igualmente se recomienda la entrega de subsidios a la pequeña empresa y el rescate de grandes empresas estratégicas para preservar los empleos. Siempre se debe de cuidar ciertas condiciones que eviten el uso de los recursos.

«Los países de América Latina y el Caribe, y en particular los pequeños Estados insulares en desarrollo, no deben quedar excluidos de la asistencia mundial. Es necesario ampliar la respuesta multilateral internacional a los países de ingresos medios», insistió Guterres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *