DEPORTE

Los Astros no se rinden y fuerzan el sexto juego ante Tampa Bay

Los Astros de Houston dejaron en el terreno a los Tampa Bay Rays 4-3 con un Home Run de Correa que pone la serie de campeonato 3-2 y les da vida camino a la Serie Mundial.

El equipo de Houston no perdió las esperanzas después de estar 3-0 abajo en la serie ante los Rays y ahora están a un paso de empatarla.

Empecemos por el partido del miércoles, donde los Astros consiguieron su primera victoria de la serie de la mano de José Altuve.

El venezolano tomó su primer turno al bate en la primera entrada con dos outs y puso la pelota detrás de la barda para romper temprano el cero y poner a los Astros en ventaja.

Luego en el tercer inning, pegó un doblete remolcador para ampliar la ventaja. Esta no les duraría mucho, ya que el MVP de Tampa Bay, Arozarena cuadrangular de dos carreras que igualó la pizarra en el cuarto rollo.

La igualdad fue rota por George Springer en la quinta con un jonrón. Luego de esto, ya Tampa no pudo recuperarse a pesar de intentarlo hasta el final.

Altuve pegó su 5to jonrón de los presentes playoffs y el 18 de por vida, igualando a Mickey Mantle y Reggie Jackson. Además, llegó a las 39 carreras remolcadas para así convertirse en el venezolano con más remolcadas en postemporada, superando a Miguel Cabrera.

Dodgers rompen récord con 11 carreras en 1er inning y siguen vivos ante Bravos

Un 3-2 en la serie que ilusiona

Ya este jueves, el protagonista no sería Altuve, sino Carlos Correa, para que los Astros simplificaran la ventaja y se pusieran 3-2 ante Tampa Bay.

Ellos iniciaron ganado el partido en el primer inning con un jonrón de Springer que puso la pelota en los palcos del jardín izquierdo y volvió a dar esperanzas para los de Houston.

Brandon Lowe empató en el tercer rollo con otro cuadrangular, pero en la parte baja Brantley conectó al central y llevó al plato a Reddick y a Maldonado.

Randy Arozarena y el coreano Choi pegaron vuelacercas cada uno para irnos a la novena entrada con un empate en el marcador.

Pero el boricua Carlos Correa puso la pelota atrás del muro para dejar en el terreno a los Rays y darle vida a su equipo.

“No queremos ir a casa aún”, recalcó el puertorriqueño, de 29 años de edad. “Vamos 3-2 y aún tenemos trabajo que hacer, pero es un buen comienzo”, señaló.

En 38 intentos anteriores, solo un equipo de las Grandes Ligas de béisbol (los Medias Rojas de Boston contra los Yankees de Nueva York en 2004) se ha recuperado de un déficit de 3-0 para ganar una serie de playoffs al mejor de siete.

El siguiente juego de la serie será este mismo viernes, donde los Rays quieren asegurar su pase a la serie Mundial a la que no llegan desde 2008. Esto no será fácil con lo motivados que están los Astros y el despertar de su ofensiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *