Los restos del Dr. José Gregorio Hernández serán exhumados en octubre
NACIONAL SOCIEDAD

Jos? Gregorio Hern?ndez a dos pasos para la beatificaci?n. Vaticano aprob? el milagro

La Comisi?n Teol?gica del Vaticano aprob? el milagro del doctor Jos? Gregorio Hern?ndez en la ni?a Yaxury Sol?rzano. Solo faltan dos pasos para la beatificaci?n de m?dico de los pobres.

As? lo inform? este lunes el cardenal Baltazar Porras, a trav?s de las redes sociales de la Arquidi?cesis de Caracas.

?Tenemos una inmensa alegr?a en toda la Iglesia venezolana porque hemos recibido de Roma el veredicto de la comisi?n de los siete te?logos nombrados por la Congregaci?n de los Santos para examinar el presunto milagro?, manifest?.

Porras precis? que a?n faltan otros dos pasos para la posible beatificaci?n de Jos? Gregorio Hern?ndez.

Falta solo que El Vaticano re?na la plenaria de cardenales y obispos y se proclame el decreto del Papa Francisco mediante el cual se proclame beato al venerable siervo de Dios.

?Por la fe de una madre! El milagro de Jose Gregorio que lo llevar?a a su beatificaci?n

Explic? Porras que la Comisi?n M?dica y la Comisi?n Teol?gica, cada una conformada por siete personas, votaron de manera un?nime aprobando el milagro.

De acuerdo al cardenal, esta decisi?n acerca mucho m?s a los venezolanos a la certeza de que Hern?ndez ser? declarado santo y elevado a los altares.

El Vaticano aprob? el milagro y Jos? Gregorio Hern?ndez est? a dos pasos para su beatificaci?n.

?Falta prepararnos m?s y mejor en estos d?as y meses con oraci?n y con el ejemplo del testimonio que nos dio Jos? Gregorio. Precisamente, en situaciones parecidas o similares cuando surgi? la gripe espa?ola en 1918. Se trata de poner la ciencia y el trabajo al servicio de los sanos y enfermos?, expres?.

Porras dijo que con mucha ilusi?n se preparan para la gran celebraci?n de la iglesia venezolana, luego de a?os de lucha por la causa de Jos? Gregorio Hern?ndez, y conf?an que logre congregarse una multitud de fieles.

El cardenal invit? a seguir orando para que el siervo de Dios alcance la santidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.