ESTILO DE VIDA SALUD

Inteligencia Emocional en niños. Es importante que aprendan a desarrollarla

La inteligencia emocional es un constructo que se refiere a la capacidad de los individuos para reconocer sus propias emociones y las de los demás. Implica discriminar entre diferentes sentimientos y etiquetarlos. Básicamente, es la capacidad de percibir, expresar, comprender y gestionar las emociones.

Así mismo, en el caso de los niños, es sumamente importante enseñarlos a reconocer y gestionar dichas emociones. Esto les permite incrementar la percepción de control sobre aquello que les ocurre, lo que es fundamental para un adecuado desarrollo de su autoestima y autoconcepto.

Por su parte, el director del centro NENOOS: Mauro Santos, en entrevista con el portal El País, habla sobre esto y dice: “Creemos en una inteligencia múltiple que se puede educar, varias inteligencias o capacidades que se pueden entrenar y mejorar, entre ellas la inteligencia emocional. Esta se centra en la gestión, con consciencia y conciencia, de las emociones y puede trabajarse con los niños desde que nacen”.

Según el especialista, las emociones de los niños y su reacción ante ellas se pueden comenzar a trabajar desde los cuatro años. “El primer paso para poder desarrollar la inteligencia emocional de los niños es que los padres y educadores seamos conscientes de la importancia que tiene” afirma.

Ante esto recomienda a los padres ser el ejemplo, y mostrar inteligencia y autocontrol al gestionar sus propias emociones. Además, es importante hacer ver que deben cumplir con su rol, y estar ahí siempre para sus hijos, apoyarlos y demostrarles cariño. Esto los impulsará a ser buenas personas, según el escritor Will Glennon en su obra de Inteligencia Emocional en los niños.

La Reina Isabel II Junto A Su Esposo, Finalmente Se Vacunó Contra El Covid -19

Estrategias para educarlos.

“El déficit de inteligencia emocional repercute en numerosos aspectos de la vida cotidiana, desde la infancia hasta la vida adulta. El descuido de la inteligencia emocional puede arruinar muchas carreras y en el caso de niños y adolescentes, conducir a la depresión, trastornos alimentarios, agresividad o delincuencia”. Así lo señala la psicóloga María Auxiliadora Alfaro en el portal de la Universidad Centroamericana

Por esta razón compartió algunas estrategias para ayudar a los niños a desarrollar su inteligencia emocional. Estas son:

  • Empatía. Poniéndonos a su nivel e intentando pensar como ellos, según su edad, lo que les gusta y lo que les disgusta.
  • Temas de su interés. Hablarle de lo que más le gusta, de sus inquietudes, de lo que le pasó en el colegio, etc.
  • Refuerzo social. Utilizar refuerzo social mediante elogios y manifestaciones afectivas y esto ayudará al niño a ver importancia de las relaciones sociales a lo largo de toda su vida.
  • Autocontrol. Hay que mantener la calma, acercarnos al niño y hablarle de forma tranquila; este comportamiento lo tomarán como ejemplo y podrá apreciar que el estar relajado les proporciona un mayor bienestar.
  • Evitar conflicto. Dejar que se relaje y enseñarle a no ver las cosas como un castigo, sino una manera de encontrar la calma para poder afrontar el problema.
  • Opinar asertivamente. Controlar nuestras opiniones sobre ellos y pensar siempre en positivo para que así pueda aprender y mejorar su capacidad emocional.
  • Demostrarles que pueden hacer lo que se propongan. Conseguir que aprendan a ver la relación entre su esfuerzo y el éxito que depende siempre de ellos mismos para ellos.
  • Pensamientos positivos. Desarrollar en ellos habilidades para pensar positivamente de sí, confiar en sus potenciales y creer en sus propios logros.
  • Evitar que se frustren. Hay también que tener en cuenta sus posibilidades para saber lo que se les puede ir pidiendo y no hacer que caigan en una frustración por no conseguir sus objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *