COMERCIO/NEGOCIOS ECONOMÍA

El Niño Jesús la tiene difícil en Venezuela con hiperinflación y sin gasolina

El Niño Jesús es una tradición venezolana donde se regalan juguetes a los niños. Sin embargo, según datos aportados por Banca y Negocios este año la hiperinflación y escasez de gasolina hacen una mala pasada para mantener esta tradición.

En un navidad atípica por efectos del Covid-19 muchos padres ya buscan las alternativas de comprar los juguetes para sus hijos y mantener viva su ilusión en recibir el Niño Jesús.

Por otro lado, en el marco de la temporada especial de «Black Friday o viernes negro», se hizo por adelantado en Venezuela en las jugueterías venezolanas. Esas tiendas decidieron aplicar descuentos de hasta 20%, una oportunidad que algunos no aprovecharon.

En tal sentido, hay una gama de gustos y las bicicletas, que suelen ser las favoritas para los niños en la época decembrina, se adaptaron al dólar entre US$100 y US$150. 

Maduro anunció exoneración para la importación de juguetes, mientras evalúan apertura general de la economía

También los monopatines sobresalieron en las estanterías por sus llamativos colores, hay de los más sofisticados hasta los más pequeños, pero no escapan de la dolarización y rondan los US$40 y US$100, según Banca y Negocios.

De igual manera hay una preferencia por los videojuegos. Por ejemplo un control de Playstation cuesta hasta US$20, mientras que un juego en CD se consigue en US$10.

También hay que recalcar que, finales de 2019, la Cámara Venezolana de Fabricantes de Juguetes (Cavefaj) advirtió que el sector juguetero había tenido una caída del 55%.

Esta caída se produjo por el cierre de empresas y bajo poder adquisitivo del venezolano. Asimismo se destaca una producción artesanal de juguetes en aumento, pero que seguía siendo insuficiente para cubrir la demanda nacional. En informaciones de Banca y Negocios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *