COMERCIO/NEGOCIOS ECONOMÍA INTERNACIONALES LATINOAMÉRICA

Bolsonaro: Ford se va de Brasil porque los subsidios llegaron a su fin

Ford anuncia su salida de Brasil y el presidente Jair Bolsonaro de ese país arremete contra el fabricante automotriz estadounidense. Para el mandatario, el cierre de las tres plantas en ese país se debe a que la automotriz quiere continuar recibiendo subsidios.

«¿Qué quiere Ford? ¿A Ford le falta decir la verdad, no? ¿Quiere que continuemos dándole 20 millones de reales, US$3.600 millones) como se hizo en los últimos años? ¡No!», espetó Bolsonaro ante sus seguidores frente a la Alvorada, palacio presidencial.

Hyundai y Apple establecen conversaciones para fabricar carro eléctrico

La salida de la automotriz deja sin trabajo a unas 5.000 personas que laboran de forma directa en sus tres plantas afectadas. Los empleados protestaron el martes contra la decisión e increparon al gobierno brasileño. El cese de las operaciones de la automotriz ocurren luego de 101 años de presencia en el mercado brasileño.

«Ford perdió la competencia, lo lamento» indicó Bolsonaro, que además criticó que en los últimos años la automotriz recibió subsidios de los impuestos de los contribuyentes «para seguir fabricando autos».

Así mismo se lamentó por los 5.000 empleos que se pierden al señalar que la decisión de la compañía es meramente comercial.

«Ford salió porque en un ambiente de negocios cuando no hay lucro uno cierra, así es la vida en nuestra casa. Con Ford pasa lo mismo», dijo.

¿Ford se va de Brasil porque no fabricará más autos pequeños?

Mediante un comunicado, Ford Motor Company informó el lunes del cierre de sus tres plantas en Camaçari, Taubaté y Troller, todas en territorio brasileño. «Dada la pandemia del COVID-19 que amplifica las persistentes capacidad ociosa y bajas ventas que resultaron en años de pérdidas significativas», explicó la empresa.

La compañía no detalló los motivos para el cese de operaciones en Brasil. Sin embargo se especula que la decisión corresponde a que Ford dejará de producir carros pequeños. La automotriz se especializa en Brasil a la producción de este tipo de vehículos. Solo este año las proyecciones era producir entre  2,6 y 2,7 millones de unidades, nada despreciable para ningún mercado en el mundo.

«Ford se está moviendo hacia vehículos comerciales, hacia camionetas, SUV’s o bien hacia modelos emblemáticos, como el Mustang. Pero ya se había dejado de hacer el Fiesta y ahora se decidió avanzar con ese eje de negocio, en el cual las fábricas de Brasil no tienen modelos», según fuentes de mercado citados por El Clarín.

Por su parte Bolsonaro sostiene que Ford enfrenta la competencia de compañías chinas con lo que justifica el cierre de las operaciones de Ford en Brasil.

Con información de Reuters, El Clarín, El Observador, TeleSur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *