Desde la UE expresaron su posición sobre la medida sustitutiva en beneficio de Juan Requesens
ECONOMÍA EUROPA INTERNACIONALES

BCE lanza otro paquete de estímulos mientras llegan las vacunas contra el covid-19

El Banco Central Europeo (BCE) inyecta dinero fresco como incentivo a una economía golpeada por la crisis del coronavirus. La medida de rescate busca dar tiempo para dar paso a planes de vacunación a la población.

Ante el panorama de las vacunas apenas haciendo entrada y unas negociaciones particularmente difíciles sobre el brexit, el BCE inyecta unos 500.000 millones de euros. El monto total del Programa de Compras de Activos por Emergencia Pandémica (PEPP) llega así a 1,85 billones de euros.

Acuerdo post Brexit se complica, Brusela fija nuevo límite de tiempo

Además se extiende este esquema por nueve meses más hasta marzo de 2022. De esta manera los costos de esta deuda se mantiene en mínimos para gobiernos y empresas, reseña Reuters.

“También continuaremos monitorizando la evolución del tipo de cambio con respecto a sus posibles implicancias para las perspectivas de inflación a mediano plazo”, de acuerdo al comunicado del Consejo Europeo. El emisor no intervendrá sobre el tipo de cambio dijo Lagarde.

Con este plan se busca mantener condiciones suaves de financiamiento durante la crisis.

“Con las noticias positivas sobre el desarrollo de vacunas, Europa está empezando a ver la luz al final del túnel”, había dicho antes el Oxford Economics en una nota, según reseña de Reuters. “Sin embargo, la perspectiva a corto plazo sigue siendo extremadamente desafiante, con la probabilidad de que el PIB de la zona euro se contraiga en el cuarto trimestre”.

Así mismo el plan extiende hasta junio de 2022 una tasa de reembolso para operaciones de refinanciamiento a largo plazo.

Además mantiene las tasas de interés en los mínimos históricos que se sitúan en 0,5%. La tasa referencial de financiamiento también continúa sin cambios en 0%.

Se cumplen así sus promesas en mantener los costos del crédito en su nivel actual durante más tiempo e incluso reitera promesas de recortes por un mayor tiempo si hiciera falta.

Invierno difícil

La zona euro se enfrenta a amenazas ciertas que van desde una segunda ola del covid-19, un brexit sin acuerdo y el estancamiento de político por los fondos de recuperación por la pandemia.

Sin embargo, estas amenazas se consideran temporales por lo que el BCE se prepara para sortear un invierno difícil.

Así mismo, la economía mostró una recuperación sorpresivamente rápida luego de la primera ola del brote. Por lo que el BCE podría prever un menor crecimiento en el 2021 pero con mejores perspectivas para el 2022, dando una curva general de crecimiento, dice Reuters.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *